(Jorge A. Sierra, en CONFER). Nos encontramos ante un librito de apariencia sencilla pero gran profundidad. El autor, Zacharias Heyes, es un monje de la abadía benedictina de Münsterschwarzach, Alemania. Después de incorporarse al monasterio tras una peregrinación desde Taizè a Santiago de Compostela, estudió teología y se ha dedicado especialmente a la atención y el acompañamiento pastoral a los visitantes del monasterio, además de participar en una misión de dos años en Tanzania. En español se ha publicado también En casa conmigo y con Dios. Guía para aceptarse (Narcea, 2018), donde también se ve su esfuerzo por ofrecer, con un estilo ciertamente empático y lleno de preguntas «incómodas», respuestas válidas a la búsqueda espiritual de las personas de hoy, especialmente los jóvenes o quienes buscan ayuda en sus preocupaciones y necesidades.

Como monje podríamos pensar que es un especialista en el silencio, el tema del libro que nos ocupa. Pero el texto no es una enseñanza de un experto, sino más bien un conjunto de ayudas para «la gente de hoy, que tiene un gran anhelo de silencio. Eso lo experimento sobre todo en mi trabajo en la casa de huéspedes de la abadía». El recurso literario para «no dar lecciones» es el breve relato del «pequeño monje», que se va desgranando a lo largo del volumen. Tras la anécdota del monje ficticio, cuyas divertidas historias son narradas por Matthias Gahr, el benedictino real interpreta sus desafíos y los complementa con sus experiencias.

Para el autor es importante que el silencio no solo se vea como la ausencia de ruido, sino que también ponga a las personas en contacto con Dios. «¿Qué sabes del silencio?», pregunta el abad al pequeño monje. «Estoy en silencio», responde el monje, que en realidad hubiera preferido decir «triste» o «aburrido». La misma experiencia podemos tener muchos de nosotros. ¿Vale la pena luchar por el silencio? ¿Es una mera parálisis o aislamiento? No, es mucho más: después de todo, el silencio ha sido una parte integral del estilo de vida en los monasterios benedictinos durante siglos. Y no sin razón, como muestra Zacharias Heyes con algunas citas de la Regla de san Benito y su propia experiencia.

Así, el autor describe la sabiduría detrás de la tradición benedictina y cómo se vive hoy en un monasterio. De forma honesta y personal presenta sus vivencias y cómo el silencio puede ser la clave de un equilibrio interior que ayude a conseguir una profunda satisfacción. Cada capítulo concluye con algunas sugerencias, consejos y ejercicios prácticos. De esta forma, no solo el pequeño monje puede descubrir el secreto del silencio, sino que también los lectores pueden descubrir por sí mismos por qué el silencio es de todo menos aburrido.

El pequeño monje y el significado del silencio es en su edición original el primer volumen de una serie de libros del monasterio de Münsterschwarzach pensados para abordar temas espirituales de una manera informal y práctica, desde la tradición monástica. El «pequeño monje», un poco descarado, a veces un tanto torpe y sobre todo muy curioso, busca el camino correcto, su camino, en la vida y hacia Dios. Es así un mediador a través del que el lector se puede sentir identificado. La edición es especialmente agradable, con dibujos y color, que esperamos continúe en los siguientes volúmenes de la serie, que ojalá sean traducidos al español.

Jorge A. Sierra, FSC

CONFER 228 (octubre-diciembre de 2020) 655-657.

Scroll Up
Follow by Email
Instagram