(Anunciación Soto, en Revista 21). Me parecía difícil comentar este libro, Teología en las periferias, en el que se muestran algunas imágenes en las que yo no participo o comparto. Quizás porque suelen tratarse de formas extremas o interesadas. Sin embargo, Pepa Torres fue ilusionándome: no es algo de oídas, superficial, la autora nos muestra cómo vivir a través de la fe en estos tiempos de incertidumbre, y nos enseña algunas imágenes del Dios en quien ella cree.

Se trata de una teología que más que especular, narra. Solo desde el Amor se puede acceder al mundo de los empobrecidos y empobrecidas: Las mujeres, los migrantes y refugiados, las comunidades indígenas, las personas marginadas por su orientación sexual o abusadas por la violencia patriarcal, las personas discriminadas por el color de su piel o su origen étnico. Y tantas situaciones de injusticia actual.

Lo bueno es que lo va reflexionando a la luz del Evangelio. Jesús pasa todo por el corazón en dialogo con su Abbá, donde descubre el sentido de su libertad. No podemos seguir produciendo ni consumiendo o violentando los ciclos de la naturaleza. Se nos brindan en estos tiempos inciertos oportunidades para cuidarnos. La Misericordia es el amor que brota de las entrañas de Dios. La Fe es una confesión vacía de contenido sino se traduce en implicación con las víctimas. No hay fe sin justicia, no hay fe sin práctica compasiva.

Todo esto también implica un cambio radical en la Iglesia, una apuesta clara por dejarse interpelar por lo que se sienten fuera de ella. Merece la pena leer este libro porque es una palabra de esperanza y nos da pistas.

Anunciación Soto

Revista 21 nº 1.054 (junio de 2021) 61.